Superficies : baldosas para paredes

A la hora de diseñar nuestra cocina es esencial centrarnos en el elemento que más se extiende en esta estancia. En otras palabras, debemos elegir con mucho cuidado el diseño de nuestros suelos y paredes. Uno de los puntos claves a la hora de elegirlos es decidir cuál será el protagonista.

¿Dónde quieres que miren?

Si vas a apostar por un estilo minimalista y quieres hacer hincapie en las paredes, nada mejor como aplicar el color más vivo o, en su defecto, oscuro para lograrlo. En el caso de que apliques un estilo más atrevido con patrones o motivos, ten en cuenta que los suelos deberán tener un diseño sencillo y, preferiblemente, en tonos neutros o pastel.

¿Paredes desnudas?

Lo primero que hemos de plantearnos es si queremos dejar las paredes de nuestra cocina desnudas. Aunque en los últimos años se tiende a aplicar diseños minimalistas en nuestros hogares, lo cierto es que prescindir de las baldosas en nuestras paredes no es una buena idea. La pintura acumula suciedad que requerirá de un mantenimiento constante. Lo peor de todo es que este tipo de paredes pueden llegar a ser insalubres en esta parte de nuestra estancia, puesto que acumulan humedad, bacterias  y olores.

Si realmente estás decidido a dejar tus paredes desnudas, lo mejor es que al menos coloques una línea de azulejos en la zona de los fuegos y el fregadero. De este modo, evitaremos gran parte del problema. Estéticamente, esta solución te permite jugar con focos de atención, colocando distintos colores en esta zona.

Os dejamos un ejemplo que funciona muy bien en una cocina monocromática:

cocinas en valladolid

Tendencias porcelánicos, cerámicas y mosaicos para tus paredes de cocina

Estilo rústico

Si  buscas una estancia acogedora y que no pasará de moda, sin duda tu estilo es el rústico. En uno de nuestros posts, te hicimos un recorrido por las distintas décadas que puedes ver aquí. Para un aire tradicional, bastará con aplicar baldosas clásicas o que emulen materiales como la cerámica, la madera envejecida o la piedra. Recuerda que estas deben de tener un toque envejecido que se logrará con irregularidades en color o textura. ¿Cómo combinarlo? A una cocina que se comprometa con esta tendencia no le puede faltar elementos de madera de tonos oscuros. En tus paredes, consigue este efecto con porcelánicos o, simplemente, aplícalo en el mobiliario.

Estilo mediterráneo

Esta variedad del estilo rústico hace eco de un estilo muy español. Para conseguir un efecto «mediterráneo», nada mejor como aplicar el color azul del mar y tonos tierra. Sin duda, deberás introducir en tu diseño baldosas con diseños hidráulicos o andaluces. ¿Como combinarlo? Incorpora maderas claras en muebles o suelo y mucho blanco en el resto de superficies.

Motivos geométricos

Una de las tendencias más fuertes son las baldosas con motivos geométricos. Poco hay que añadir. Recuerda que los motivos geométricos pueden lograrse con la propia forma de la baldosa y que los patrones pueden ser irregulares. ¡Todo vale! ¿Cómo combinarlos? Si vas a apostar por este tipo de balsosa, es necesario que tanto los muebles de la cocina como el suelo sean sencillos.

¿Qué te han parecido estas ideas? Puedes encontrar todas nuestras propuestas en nuestro catálogo. Si necesitas asesoramiento, estaremos encantados de atenderte en nuestra exposición. Contacta con nosotros.