Suelos de terraza para el verano

Disfrutar del verano es disfrutar de largas noches de terraza, el airecillo del balcón y, los más afortunados, del solecito y alguna que otra barbacoa en el jardín. Tengáis lo que tengáis en vuestra casa, os vamos a ayudar a elegir el mejor suelo para que disfrutéis del verano con una gran sonrisa.

A la hora de elegir el suelo que más nos conviene tenemos que tener en cuenta varias cosas como las condiciones climatológicas, el espacio del que disponemos, la estructura o el uso que hacemos de ese espacio. Otros datos como la necesidad de impermeabilización o la cantidad de peso que puede sostener la terraza, también nos ayudarán a encontrar los materiales perfectos.

Piedra natural: un romance eterno

Dad el “sí quiero a la piedra”, porque este suelo durará toda la vida. La piedra es un material tremendamente resistente a las agresiones exteriores y al desgaste del tiempo. Pero, si escogemos una gama de colores oscuros puede guardar mucho calor en verano. La clave es seleccionar piedras en colores claros.

En cuanto a la instalación dependerá mucho del tipo de piedra que elijamos. Nosotros os recomendamos que, si os gusta esta opción, optéis por un material no poroso ya que son más fáciles de colocar y mantener. En caso de que la piedra sea porosa es conveniente sellarlo para evitar filtraciones o manchas.

Por su peso, no es aconsejable usar en terrazas o balcones colgantes…¡Pero no os desaniméis! Si os habéis enamorado de este material podéis recurrir a la piedra artificial, no es tan duradera pero es más ligera y os proporcionará el mismo acabado.

 

El estilo más natural  

La madera es un material muy fácil de combinar y de instalar, además se adapta genial a todos los espacios y puede ayudar a nivelar el suelo. Si bien es verdad que es uno de los materiales más difíciles de mantener, sobre todo si nuestra terraza es abierta, las posibilidades que nos da sin incomparables.

Existe una gran variedad de maderas y antes de elegir una debemos pensar en la durabilidad y resistencia que va a necesitar. Si la colocamos en el exterior y va a sufrir inviernos muy duros necesitaremos maderas tropicales, más resistentes y duraderas. Al igual que con la piedra, existen imitaciones a la madera que pueden hacer que nuestra terraza luzca preciosa.

    

¡Un toque chic!

No podemos evitar hablaros del hormigón, es, sin duda, el suelo de terraza de moda. Tampoco podemos obviar que es muy fácil de instalar y tan resistente como económico.

Si lo que estáis buscando es rejuvenecer vuestra terraza ¡habéis dado en el clavo!. Además, existen muchos colores entre los que elegir a parte del clásico gris y acabados como el hormigón pulido. Es un material que puede dar mucho juego al combinarlo con otros materiales como la piedra, la madera o el césped.

Si os decidís por el hormigón tened en cuenta que necesitáis colocar juntas de dilatación para que no se rompa con las temperaturas extremas.

Rustic style

Hemos llegado a la opción más utilizada tanto por sus grandes ventajas como por su estilo. ¡¿Lo habéis adivinado ya?! El barro cocido ha sido uno de los productos más utilizados en el pasado y vuelve pisando fuerte en las casas de estilo rústico.  Su mantenimiento es muy simple y es fácil de limpiar pese a que es sensible a las manchas.

Las grandes temperaturas no son un problema con  este material, pero no es recomendable en zonas de frecuentes lluvias ya que posee una gran capacidad de absorción. Si os decantáis por este material no olvidéis dejar suficiente pendiente para el vaciado de agua de la terraza.

Un material camaleónico

Si hablamos de opciones entonces la cerámica gress es nuestro material. Encontramos una gran variedad de colores y texturas. Nos permite colocar imitaciones de piedra y madera evitando sus contras. Y, por supuesto, podemos imitar al barro cocido con la ventaja de que es un material mucho más antideslizante.

Al igual que el barro cocido posee una capacidad de absorción muy alta y al estar lacado es muy frágil con las heladas. No se recomienda su utilización en zonas de temperaturas de frío extremo o heladas frecuentes ya que deberemos cambiarlo a los pocos años.

 

Calidad y estética van de la mano

Sin duda, el material más recomendado en terrazas es el gress porcelánico. Tiene una durabilidad muy superior a la cerámica de gress y una alta resistencia ante los cambios climáticos y al rayado.

Este material  es muy versátil y podemos encontrar increíbles imitaciones a la madera o a la piedra. Se utiliza tanto en interiores como en exteriores, ya que no es poroso y tiene muy poca absorción de agua y eso lo convierte en el suelo perfecto para lugares con grandes cambios de temperatura.

Si decidís elegir el gress porcelánico tened en cuenta que hay que dejar juntas de dilatación para que no se estropee con la dilatación.

2018-08-24T09:14:52+00:00 23/07/2018|

Deje su comentario

PRESUPUESTO
close slider

¿Qué necesitas?

Para encontrar las soluciones que mejor se adecúen a lo que estás buscando, necesitamos hacerte unas preguntas.


Datos de la obra


Tus datos de contacto

Responsable: Cerámica Sánchez S.L. es el encargado de administrar los datos personales que nos proporciones rellenando este formulario. Finalidad: Dar contestación a su solicitud de información realizada a través de nuestro formulario, enviarle comunicaciones e informaciones de CERÁMICA SÁNCHEZ S.L. por distintos medios, incluidos los electrónicos, salvo que no otorgue su consentimiento si no marca la casilla destinada al efecto. Legitimación: Para el tratamiento de sus datos necesitamos tu consentimiento expreso. Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. En aquellos casos en que sea necesario, los datos de Clientes podrán ser cedidos a los siguientes organismos, en cumplimiento una obligación legal, a la Agencia Tributaria Española; a las entidades bancarias que corresponda, para estar al corriente de pagos; en el supuesto de que nos sea solicitado, sus datos serán cedidos a la Inspección de Trabajo. Derechos: Usted como titular de datos tiene derecho a obtener confirmación sobre la existencia de un tratamiento de sus datos, a acceder a sus datos personales, solicitar la rectificación de los datos que sean inexactos o, en su caso, solicitar la supresión, cuando entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines para los que fueron recogidos o usted como interesado retire el consentimiento otorgado.