Puertas: tipos y curiosidades

A la hora de plantear la decoración de nuestros espacios domésticos, nuestras cabezas suelen volar a elementos centrales de las habitaciones: si pensamos en nuestra cocina, a esa isla con la que siempre hemos soñado; si nos centramos en el baño, a esa ducha con hidromasaje… Sin embargo, no debemos olvidarnos de elementos que, aunque no tan visibles, son significativos. Hoy nos queremos centrar en nuestras puertas interiores. Estas no son solo un elemento decorativo: además de ser un separador de espacios, actúan como aislantes térmicos y acústicos – lo que puede suponer un incremento del ahorro doméstico y nuestra intimidad. ¡Aquí tienes todo lo que necesitas saber a la hora de elegir tus puertas interiores!

Estructura

Las más sencillas y baratas son las puertas huecas o alveolares. En su interior podemos encontrar cartón en forma de nido de abeja que a su vez está recubierto de chapas, de madera o PVC, de 3 mm. ¿Cuál es la ventaja? Su precio y ligereza, que harán que no tengamos ningún problema con nuestras bisagras. ¿Las desventajas? Demasiadas: se tratan de puertas de muy poca estabilidad y resistencia. Si reciben cualquier golpe, probablemente seas capaz de investigar su interior y ver con tus propios ojos lo qué es el cartón de nido de abeja. Además, apenas ofrecen aislamiento: si vives en zonas con temperaturas extremas durante el invierno y el verano, como Castilla y León, son muy desaconsejables.

Las puertas de madera chapada son una buena opción. El interior está formado por aglomerado y están recubiertas de láminas de maderas nobles o chapas. Visualmente nos permiten jugar con distintos estilos gracias a la gran variedad de chapado que ofrecen. Podremos conseguir un aspecto similar a las puertas de madera maciza, de las que hablaremos más adelante, con un aire elegante y clásico o darle un aire moderno y desenfadado con chapas lacadas, polilaminadas (es decir, de PVC) o de vinilo. Este tipo de puertas son muy resistentes y buenos aislantes térmicos y acústicos.

Puerta de madera lacada, puerta de madera chapada, puertas de madera de cerezo, puestas de vinilo, puertas de foil

Las puertas de madera natural son las más resistentes y un acierto seguro para proteger nuestras habitaciones del frío y el calor. En nuestro catálogo podrás encontrar una gran variedad de acabados – como haya, nogal o roble. Además de todos los beneficios de sus propiedades, las puertas de madera son un clásico y su estilo nunca pasa de moda. Las vetas de la madera aportan distintos tonos y líneas a nuestras puertas, haciendo que sean fácil de combinar con otros elementos – por ejemplo, con un parqué de distinto acabado. El único inconveniente que presentan es que necesitan más cuidados, sobre todo si se colocan en zonas húmedas y de costa.

Puertas de madera. Tendencias en puertas de madera.

Estilo

Para aportar luminosidad y amplitud, no hay nada mejor como una puerta con vidrieras. Este tipo de puertas aportan, además, dinamismo en pequeñas estancias o habitaciones con pocos elementos, dando un toque de diseño. Si elegimos este tipo de puertas, deberemos decidirnos entre cristales opacos, translúcidos o transparentes. Aunque dependerá de la estancia, nuestra recomendación son los translúcidos ya que, al contrario de los transparentes, aportan mayor intimidad y, a diferencia de los opacos, dotan a la estancia con mayor luminosidad. Si queréis apostar por espacios abiertos, os recomendamos las puertas de cristal. Son ideales para, por ejemplo, separar nuestra cocina del comedor: nos dará mucha luz y sensación de espacio y, si hay pequeños en la casa, nos facilitará tener todo bajo control mientras realizamos nuestras tareas.

El acabo de nuestra puerta también es importante: para añadir un toque moderno, podremos apostar por puertas de dibujos rectos, ondulados o puertas lisas y, si lo que queremos es algo más tradicional, apostaremos por puertas con relieves más pronunciados y cuadrados.

Apertura

Si lo que quieres es ahorrar espacio, las puertas correderas te permitirán utilizar el máximo espacio en tu estancia. Como las puertas de cristal, son perfectas para unir distintos ambientes y espacios. Podrás decidir entre puertas empotradas, que quedan ocultas pero cuya instalación es más compleja, o con guía. Si decides colocar este tipo de puerta en tu casa, debes de saber que la variedad es más limitada y los costes y tiempos de instalación pueden aumentar.

Esperamos que todos estos consejos os hayan servido de ayuda, pero no olvidéis que os ofrecemos asesoramiento en cualquier momento si tuvieseis cualquier duda. También podéis visitar nuestros catálogos para inspiraros.

2018-08-24T09:10:28+00:00 14/08/2018|

Deje su comentario

PRESUPUESTO
close slider

¿Qué necesitas?

Para encontrar las soluciones que mejor se adecúen a lo que estás buscando, necesitamos hacerte unas preguntas.


Datos de la obra


Tus datos de contacto

Responsable: Cerámica Sánchez S.L. es el encargado de administrar los datos personales que nos proporciones rellenando este formulario. Finalidad: Dar contestación a su solicitud de información realizada a través de nuestro formulario, enviarle comunicaciones e informaciones de CERÁMICA SÁNCHEZ S.L. por distintos medios, incluidos los electrónicos, salvo que no otorgue su consentimiento si no marca la casilla destinada al efecto. Legitimación: Para el tratamiento de sus datos necesitamos tu consentimiento expreso. Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. En aquellos casos en que sea necesario, los datos de Clientes podrán ser cedidos a los siguientes organismos, en cumplimiento una obligación legal, a la Agencia Tributaria Española; a las entidades bancarias que corresponda, para estar al corriente de pagos; en el supuesto de que nos sea solicitado, sus datos serán cedidos a la Inspección de Trabajo. Derechos: Usted como titular de datos tiene derecho a obtener confirmación sobre la existencia de un tratamiento de sus datos, a acceder a sus datos personales, solicitar la rectificación de los datos que sean inexactos o, en su caso, solicitar la supresión, cuando entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines para los que fueron recogidos o usted como interesado retire el consentimiento otorgado.